VIGILANCIA AMBIENTAL DE OBRAS

Servicios profesionales con drones

Al igual que en el control geométrico de obras o en el seguimiento visual de avances, la vigilancia ambiental de obras encuentra una valiosa herramienta en los drones.

Ya se trate de obras de infraestructura civil, lineales o no, como de obras de edificación, obras de mantenimiento y restauración o, en general, cualquier obra sujeta a seguimiento ambiental, ya sea por imperativo legal o por seguimiento voluntario, la concurrencia de la técnica ambiental con la herramienta voladora permite obtener resultados sinérgicos, transformando la vigilancia ambiental en una disciplina intensiva, exacta y fiable.

  • Estado preoperacional de una obra:

El seguimiento con drones, permite el seguimiento y documentación de la traza o, en su caso de la parcela, en el momento anterior a cualquier actuación. De este modo, se puede prospectar y documentar: muestreo arqueológico, muestreo de fauna y flora, estado de la capa vegetal del suelo, etc. Ayuda también, a identificar los cauces y arroyos que interfieren con la obra, servicios afectados, cruce con otras infraestructuras, etc. De todo ello, se puede obtener un informe del estado del entorno previo a la obra.

  • Seguimiento durante la ejecución de los trabajos.

A lo largo de toda la ejecución de la obra y en función de la fase en que se encuentre, se puede implementar un seguimiento de las distintas prescripciones ambientales que sea necesario vigilar y controlar: Lugares de acopio de materiales, caminos de acceso a obra, riego antipolvo de caminos, jalonamiento, acopio de tierras vegetales, control de taludes, emisiones atmosféricas, ya sean de polvo ya de gases de la maquinaria, control de plantaciones e hidrosiembras, turbidez de las masas de agua colindantes a la obra,etc.  Este seguimiento que puede llegar a ser de gran precisión, aplicando las herramientas adecuadas, permite obtener informes específicos que, además, pueden ser trasladados a un Sistema de Información Geográfica específico para esa obra. Todo esto, permite el seguimiento a tiempo real incluso a miles de kilómetros de distancia.

  • Seguimiento de la fase de garantía y fase de explotación.

Muchos condicionantes ambientales exigen el seguimiento ambiental más allá de la terminación de la fase de construcción de la obra. Este seguimiento, ya sea solo en la fase de garantía de la obra, ya sea en toda la fase de explotación y mantenimiento, puede programarse con los drones como herramienta donde, además, cruzando los datos con los obtenidos en la fase previa a la obra y con los obtenidos en la fase de ejecución, posibilitan la obtención de un bagaje documental importante para el incremento del conocimiento científico-técnico de los seguimientos ambientales, por comparación del comportamiento de diferentes aspectos ambientales desde el momento anterior a la obra hasta muchos años tras su finalización.

botón volver